Camino Sanabrés en bicicleta



Ourense – Silleda

El recorrido previsto es: Ourense – Soutelo – Cudeiro – A Costa – Tamallancos – Sobreira – Faramontanos – Viduedo – Casas Novas – Cea – Silvaboa – Pielas – Oseira –  Vilarella – Outeiro de Coiras – A Gouxa – Dozón – Santo Domingo – Laxe – Prado – Silleda.

5ª ETAPA Orense-Silleda
5ª ETAPA Orense-Silleda

Salimos directos al puente romano después de desayunar en el hotel (338km). No me puedo perder otra foto como la del primer día, y además está en nuestro camino. Es la hora de entrar en el colegio y acudir al trabajo, y el tráfico es intenso. Hoy tocan unos 70km, y a mitad de camino tenemos el punto más alto. Eso son buenas noticias, porque quiere decir que subimos durante la mitad del recorrido, pero bajamos poco a poco hasta Silleda. Esa es la teoría inicial, nada más lejos de la realidad. Este día acabaremos bastante cansados.

Saliendo hacia el norte, tomamos la Avda. de Santiago, que en realidad es la misma N525 que lleva a Santiago. Al llegar a una gasolinera, al ver el indicativo del Camino, giramos a la derecha para dejar la carretera, e internarnos en una carretera secundaria que se abre en dos. Tomamos el desvío de la derecha. Ojo, porque llega un momento que atravesamos transversalmente la N525. Es un punto peligroso por la velocidad a la que van los vehículos y por la curva que impide la visión. Sólo hay que seguir las señales, pero cuidado, porque alguna puede no verse claramente, como una que hay pegada a un muro de piedra casi tapada por unos contenedores de basura (giramos a la izquierda). Subimos entre casas de piedra por un firme del mismo material, hasta encontrarnos en la plaza de Soutelo donde hay un caserón con torre. Todo recto subiendo poco a poco nos encontramos rodando por el Camino Real, las señales se encuentran ahora en los postes de hormigón del tendido eléctrico. Llegamos a Cudeiro (341km), y dejamos la iglesia de San Pedro a nuestra derecha. Los compañeros están esperándome arriba, porque me he entretenido tomando notas y cambiando las pilas de la cámara. Al parar se aprecia la pendiente por la que acabamos de pasar. Este camino ya lo pasó ayer nuestro amigo malagueño al intentar aprovechar tomarnos algo de ventaja para no ir tan forzado. Cruzamos la carretera, y tomamos el primer desvío a la derecha. El camino es de piedra, como calzada romana, y serpentea siempre subiendo. La vista se pierde viendo Ourense y tanto verde. Por decir algo, pasamos por A Costa. Un breve descanso para agruparnos antes de seguir subiendo. Nos acercamos a una carretera comarcal, pero sólo un instante, porque nos desviamos a la derecha al ver dos hitos juntos. Ahora pasamos por un tramo precioso del camino. Verde, árboles, un carril que se ensancha y también se convierte en sendero de repente. Cruzamos una estrecha carretera junto al un cartel de Concello de Coles. Seguimos entre árboles, y el terreno se inclina hacia arriba, claro. Hemos llegado a una fábrica donde nos incorporamos de nuevo a la carretera unos metros hasta tomar otra carretera estrecha. Llegamos a Tamallancos (350km). Un hórreo de piedra y madera y seguimos camino hasta A Ermida. Pasamos junto a un núcleo de casas cercano a Sobreira. Son innumerables los pequeños grupos de casas y las casas aisladas que no vamos encontrando. El puente de Sobreira sobre el río Barbantiño bien merece una foto y un buen trago de agua. Nos hemos encontrado con otro biker de Barcelona y que inició su camino en Sevilla.

Faramontanos, otro grupo de casas. Tomamos el camino hacia la izquierda. Parte de la subida a Viduedo (356km) la hacemos por un sendero entre árboles y matorrales, con un firme de tierra con hojarasca y piedra. La iglesia de San Pantaleón con su espadaña y su escalinata lateral nos recibe. Otro tramito de carretera antes de volver a nuestro terreno. Más árboles cerrados sobre el sendero. Ya estamos muy cerca de Casas Novas. El terreno se complica un poco por la inclinación, y porque se hace más técnico. Piedras de granito, grandes y redondeadas. No es un terreno de piedras sueltas, pero hay que elegir bien la trayectoria. Acabamos de tener la única caída de todo el camino. Un leve rasguño con la bici parada. Con el peso extra detrás de las alforjas, este tipo de sendero es complicado de salvar. Pasamos por debajo la N525, y ya estamos en Cea (361km). Llevamos un tercera parte de la ruta. El track nos ha hecho dar un pequeño rodeo pero llegamos junto a la torre de reloj. El agua de la fuente que hay a sus pies, está fresca y buena. Por lo que vemos en los carteles, el pan de Cea tiene fama. A ver qué opina Oli. Después de tomar café y un trozo de bizcocho casero en Sol y Luna, hemos comprado unos buenos bocatas en Casa Pintarolo. Los guardamos para más tarde.

Tras rodear el campo de fútbol, salimos del pueblo por un carril de tierra, arbolado en los márgenes. Circulamos junto a la linde de piedra de un terreno, y algún tramo se hace difícil de rodar, demasiadas piedras. Bueno, lo que nos sobra es tiempo, y no nos falta paciencia. Al fondo un par de casas que se hacen llamar Silvaboa. Nos desviamos a la izquierda de la carretera, pero sólo para evitarla un tramo. Volvemos a ella y llegamos a Pielas (368km). Seguimos por carretera dirección Oseira (371km). Paramos a ver el impresionante monasterio cisterciense de Oseira. Este lugar es el que más me ha impresionado de todo el Camino. Es la hora de repostar y reponer fuerzas. Nos despachamos los bocatas con un par de cervezas en el bar Venezuela. Volvemos a subir un poco para poder apreciar el monasterio, me ha dejado impresionado. Nos desviamos a la izquierda para meternos de lleno en la boca del lobo, el terreno es de piedra suelta de una antigua calzada romana. Escalones y escorrenteras laterales. Sería una trialera interesante para hacerla en el otro sentido. Para no forzar cadenas y evitar una avería, tenemos que poner pie a tierra en algún punto.

Ahora sí, ahora ya vamos en franca bajada. Después de pasar este tramo, y viendo lo que hemos hecho, pienso que podíamos haber evitado tanto recorte por senderos impracticables, y haber tomado la carretera. Hubiéramos hecho unos pocos kilómetros más (no muchos más) pero en menos tiempo del que estamos empleando. Bueno, también ha sido divertido esto.

Hemos tomado un poco de carretera hasta desviarnos hacia izquierda cuando vemos Vilarello. A unos 600m de carretera, tomamos un sendero a la derecha. Bueno sendero por decir algo. Hay tramos por los que hasta las cabras se tuercen un tobillo. Carballediña. Y hasta Outeiro de Coiras (377km) por carretera. Atravesamos las tres casas que forman el pueblo, y dejando la carretera, entramos en un carril de tierra, helechos y árboles de corteza reverdecida por los hongos. A Gouxa (379km). Y más sendero hasta tomar de nuevo la N525 hasta Dozón (383km) y O Castro. Ahora, la mayor parte de recorrido es por carretera hasta llegar a ver la iglesia de Santo Domingo. Dejamos la carretera por un carril de tierra a la izquierda. Llaneamos hasta cruzar la AP53 y girar a la derecha justo al pasar al otro lado. Pasamos por encima de la vía del AVE. Tomamos un sendero por O Campo hasta Laxe (396km). Las pequeñas poblaciones ya son incontables. Hemos llegado a Prado (404km), ahora nos queda otro sendero con calzada romana incluida. Al menos ese es el camino que nos aconsejan que tomemos. Nos lo pensamos bien, y seguimos por carretera hasta llegar por fin a Silleda (410km). No he podido grabar el último tramo en el track, porque me ha fallado la batería. Claro, ha sido un trayecto con zonas de poca cobertura, y el gps ha gastado demasiada energía buscando satélites. Hasta el gps está cansado hoy.

¡Vaya tela con la rutilla de hoy!, y parecía fácil.

Hostelería Casas Novas. Estamos a la entrada del pueblo cerca de una gasolinera. No hay fuerzas ni ganas, no le daremos ningún manguerazo a la bici. La Hostelería es en realidad un conjunto de pisos que no se han podido vender por la crisis. El dueño de la inmobiliaria negocia con nosotros una mejora en las habitaciones. Hemos mejorado las condiciones, y en realidad estamos compartiendo un piso cada dos, con dos baños y dos habitaciones.

Y lo de siempre, C+P+D+D.

Damos un paseo buscando una pulpería, pero al final en el mismo hostal cenaremos. Pasamos por la iglesia de Silleda. Mañana será otro día. Esta noche es nuestra última noche en el Camino, mañana ya habremos finalizado la ruta. Como cuando lo hice andando, siento que no tengo ganas de terminar, pero a la vez necesito llegar la final. Por mil motivos, tengo preparados muchos abrazos propios al Santo, y otros más de encargo.

Si te interesa el track del recorrido: Ourense – Silleda.gpx

Hora de salida: 8:30h

Hora de llegada: 18:33h

Desayunamos en: Ourense

Almorzamos en: Oseira

Cenamos en: Silleda

Paramos a tomar algo en: Cea

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *